Carros de fuego.

- Distancia: 66 km.
- Subida Acumulada: 4315 m.
- Desnivel acumulado: 8630m.
-Altura mínima: 1850 m.
-Altura máxima: 2745 m.
-Tiempo: 12h51´
-Velocidad de 6´5 km/h.
-Subidas de 800m de desnivel:
Collado de Contraix.
Subida de Monestero.
-Época: Verano, Otoño.
FOTOS
RUTA VIRTUAL
PROYECION FOTOS

Descripción de la ruta:
Increíble y magnifica vuelta al Parque nacional d´Aigues tortes y San Mauricio dentro del Pirineo Leridano. Carros de fuego es una ruta dentro de un ambiente de alta montaña en la que se bordea importantes cimas que se acercan a los 3000m de altura y llega a una gran cantidad de ibones. Estos lagos aportan a esta ruta en todo su recorrido arroyos, ríos, barrancos en donde en ningún momento nos faltara el agua.
Una serie de nueve refugios son los puntos clave a seguir esta vuelta y de los cuales podremos salir del que mejor nos convenga. Podremos reservar previamente noche para dormir. Aparte todos los refugios están guardados y en todos ellos podremos parar a comer.
En este caso la ruta la vamos a comenzar en el Refugio d´Estany Llong (2000m). Para llegar aquí podemos subir unos 7 km aproximadamente andando desde San Nicolás en el Valle de Boi y en este caso la vuelta la realizaremos en sentido de las agujas del reloj.
Tras salir del Llong y descender un poco hasta las praderas de la Centraleta, tomaremos para empezar un sendero, al principio llano, el que enseguida empezara a ascender para ir complicándose en su parte final a consecuencia de su gran desnivel a salvar, para llegar al collado de Contraix (2745m) Pasaremos entre grandes bloques de granito y bordearemos su colgado y hermoso lago. Hasta aquí hemos corrido (770m en 5 km). La bajada se va a hacer dura. Hay que seguir sorteando y buscándonos paso entre estos enormes bloques hasta llegar al Ibón de Colleto, de donde tendremos un excepte panorama del macizo de los Besiberris, picos que superan los 3000m. Así enseguida y pasando el collado más delicado del recorrido, llegaremos al refugio de Ventosa i Calvell (2220m). En todo momento seguiremos las marcas de la GR e iremos sorteando ibones dirigiéndonos hacia el norte. Así legaremos al collado de Coret de Oelhacrestada (2475m), debajo del pico Montardo. Este collado es el punto a donde hay que regresar si queremos bajar al refugio de La Restanca (2010m), que es uno de los dos refugios que nos tenemos que desviar para dar esta vuelta y que nos queda fuera de mano. Una vez de regreso al collado, atacamos el Port de Caldes (2550m), el que subiremos con comodidad donde tendremos que descenderlo y así llegar por un bonito valle al refugio de Colomérs (2130m), al lado del lago de grande de Colomérs y siguiendo la GR11. Esta parte de la vuelta comprende toda la parte norte del parque nacional, por lo que continuaremos saltando collados, ahora le toca el turno al Collado de Senrrosa (2706m) al que ascenderemos por una larga y vestida de un espeso matorral rastrero de alta montaña, el cual dominaremos siempre que sigamos la estrecha senda de subida. Una vez arriba ya por un sendero de mejor correr pero al que no hay que perderle la atención, bajaremos sin perder de vista a lo lejos, el pequeño refugio de Saboredo (2310m). Prados, lagos, picos, paredes y entre ellos buscamos paso para ascender al collado de Ratera déspota (2700m). Así volvemos a descender por empinados caminos que nos llevaran al pie de los Ibones de Munyera, al lado del acogedor refugio d´Amitges (2380m). Una larga pista de +/- 3km, en la cual será fácil ver algún todoterreno que hace paseos turísticos hasta este refugio. Seguimos descendiendo la GR11 por esta pista hasta llegar a un poste indicativo que nos indica el sendero para descender hasta el Lago San Mauricio el cual lo bordeamos hasta llegar a la carretera que tiene prohibido el transito de vehículos y que nos bajaría hasta el turístico pueblo d´Espot. Prácticamente tenemos la mitad del recorrido con una distancia de 35km y 2440m de subida acumulada. Desde aquí contemplaremos el fantástico pico de los Encantats (2745m), el cual su historia esta repletas de leyendas. Seguimos por la pista dirección a este pico, que enseguida nos llevara al pequeño refugio de Mallafre (1885m). Desde aquí y ya prácticamente tras un sendero que discurre entre bosque de pino negro, prados de montaña y el bonito Ibón de Monestero, subimos una larga y empinada cuesta que nos conduce al collado que tiene el mismo nombre que el Ibón, (2710m). Tomamos un respiro y toca bajar, al principio por una técnica diagonal donde predomina el verde de su hierba y donde luego habrá que sortear enormes bloques de granito hasta llegar al fondo del valle. De aquí siguiendo valle abajo, a escaso 1´5 km llegamos al bonito y espectacular refugio de Josep M. Blanc (2350m), rodeado del agua del Estany Truyo y de ese bosque salteado de pino negro al que le da a este lugar un encanto singular. Retrocedemos sobre nuestros pasos hasta ascender de nuevo ese 1´5 km y llegar al punto del valle de donde habíamos bajado del collado y donde seguiremos de nuevo este circo hasta su cambio de valle. Atravesaremos arroyos, y el Estany de Cap de Port para con otra fuerte subida, llegar al collado de Saburo (2780m), lugar por donde pasa otra variante de la GR11. Descenderemos por largas diagonales de roca suelta y bloques de granito y con cuidado bajaremos la canal que nos levara al Estany Mar, el cual bordearemos. Así llegaremos a otro de los refugios, en este caso el de Colomina (2395m). Acogedor y con unas vistas extraordinarias de todo lo que tiene a su alrededor. De este punto tenemos una zona bastante mas llana que la que hemos hecho hasta ahora, pero el cansancio acumulado se deja notar y cualquier repecho nos hace bajar la marcha. Desde el refugio aproximadamente, hemos corrido durante 5 km antes de afrontar la última subida y donde hemos ladeado el Estany de Tort para subir al collado de Dellui (2570m). Tras tomar un respiro y volver a contemplar el fantástico paisaje que nos rodea, nos lanzamos valle abajo hasta llegar por un terreno pedregoso mezclado con el pastizal que va asomando entre las rocas y el cual nos deja correr. Asi llegamos al ultimo Ibón (Estany Dellui). Aquí nos aparece de nuevo el bosque de pino negro y que sin ningún problema nos bajara hasta al punto de salida, el Refugio d´Estany Llong (2000m) y por tanto al final de esta fantastica e inolvidable vuelta de 66 km y 4315m de subida acumulada. Ruta totalmente recomendada y de la que es aconsejable madrugar si nos se conoce el terreno, pues puede ser fácil despistarse por la noche y aparecer en otro valle muy lejos de los sitios de los que teníamos que pasar.

No hay comentarios: